VISIÓN

El primer ingrediente para poder llevar a cabo la obra de Dios es la visión.
Antes de comenzar la construcción de un edificio, el arquitecto realiza los planos — elabora el proyecto completo.
De la misma manera, Dios, antes de crear el universo ya tenía un propósito eterno, una clara y definida visión de aquello que quería construir para la eternidad (Efesios 1:4-14). Cuando Jesús vino al mundo, aún antes de comenzar su ministerio, ya tenía una clara visión de lo que había venido a edificar.

La palabra que sintetiza la visión de Dios y del Señor Jesucristo es IGLESIA.
Cristo declaró: 
“Edificaré mi iglesia...” (Mateo 16:18).

¿QUÉ ES LA IGLESIA?
Erróneamente, hoy la gente llama iglesia al edificio en el que se realiza el culto al Señor. Sin embargo, eso no es la iglesia, ni un templo, ni una casa de oración.
La iglesia es la comunidad de hombres y mujeres que, reconociendo a Cristo como su Señor, nacieron de nuevo y juntos forman el pueblo de Dios.

A)LAS TRES CARACTERÍSTICAS QUE DEBE TENER LA IGLESIA (Romanos 8:28-29)
• Calidad (Efesios 1:4; 3:16,17; 4:13,22-24ss; 5:25-27).
• Unidad (Efesios 1:9-10; 2:14-16; 3:6-7,18-19; 4:1-6, 13-16).
• Cantidad (Efesios 1:13; 2:11-13,17; 3:8,9; 6:18-20).
Hay una variedad de pasajes que lo fundamentan:

► Juan 17:
vv. 15-17: Calidad > “Santifícalos...”
vv. 21-23: Unidad 
> “... para que todos sean uno...”
v. 21: Cantidad 
> “... para que el mundo crea...”
En resumen: CALIDAD que produce UNIDAD, la cual produce CANTIDAD.
► 1 Corintios 3:
v. 12: Calidad > “... oro, plata, piedras preciosas...”
vv. 3-8: Unidad 
> “... sois carnales...” (La falta de unidad revela falta de calidad).
v. 10: Cantidad 
> “... cada uno mire cómo sobreedifica”.
► Apocalipsis 21:9-21:
Visión de la iglesia, la esposa del Cordero: “... me mostró la gran ciudad santa...” (v. 10). En la descripción que se hace de la iglesia en los versículos subsiguientes se pueden observar las tres características: calidad, unidad y cantidad.
B)LA COMUNIDAD QUE DIOS SE PROPUSO TENER
Según las Sagradas Escrituras, Jesucristo quiere una iglesia gloriosa y santa, sin mancha ni arruga ni cosa semejante (Efesios 5:26,27); edificada con oro, plata y piedras preciosas (1 Corintios 3:11-15); hasta que todos lleguemos a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo (Efesios 4:13).En términos prácticos eso significa que la iglesia esté integrada por familias que viven en paz y armonía; maridos tiernos, sabios y amables; esposas sumisas, de carácter afable y apacible; hijos respetuosos y obedientes; muchachos y chicas que llegan vírgenes al matrimonio; ancianos honrados y venerados por los más jóvenes; niños felices criados en el amor y el temor del Señor; hombres trabajadores, responsables, diligentes y fieles; mujeres virtuosas, alegres, que realizan buenas obras. En fin, un pueblo diferente, formado por discípulos humildes, pacientes, mansos, justos, generosos, sinceros, buenos, felices, honrados e íntegros; cuyo estilo de vida es amar, perdonar, servir, confesar sus faltas, obedecer, cumplir, sujetarse a las autoridades, pagar sus impuestos, ser veraces siempre, confiar en Dios, amar a su prójimo, ayudar, compartir con los necesitados, llorar con los que lloran, alegrarse con los que se ríen, ser uno con todos los hermanos, devolver bien por mal, sufrir las injusticias, dar gracias siempre y por todo, vencer la tentación, vivir en el gozo del Señor, orar sin cesar, dar testimonio de Jesucristo, ganar almas para Cristo, hacer discípulos, poner su dinero y bienes al servicio de los demás, y por sobre todas las cosas amar a Dios con todo su ser.
En la medida en que progresemos en la calidad progresaremos también en la unidad, porque la unidad es fruto de la calidad, así como la división es evidencia de la inmadurez y la carnalidad (1 Corintios 3:1-4). Los hijos de Dios —hermanos entre sí— deben formar una sola familia aquí en la tierra, la familia de Dios.
Sólo así le devolveremos al Evangelio su plena credibilidad ante el mundo. 
“… que todos sean uno... para que el mundo crea...” (Juan 17:21).
C)LA VISIÓN QUE TIENE LA IGLESIA RESPONDE A LA VISIÓN QUE TENGA DE DIOS
CALIDAD equivale a SANTIDAD. ¿Por qué santidad? Porque Dios es santo.
¿Por qué unidad? Porque Dios es uno.
¿Por qué cantidad? Porque Dios es grande y es amor.
La visión viene por revelación (Efesios 1:16-18; 3:1-6).
D)TRES ASPECTOS DE LA IGLESIA
• FAMILIA: se trata de la dimensión horizontal y eterna (Efesios 2:19; 3:15). Somos una familia, una congregación.
• TEMPLO: se trata de la dimensión vertical y eterna (Efesios 2:20-22). ¿Somos un templo o vamos al templo?
• CUERPO: se trata de la dimensión funcional y temporal (Efesios 1:22,23; 4:12-16). ¿Funcionamos como cuerpo?
Debemos funcionar como CUERPO para edificar a la iglesia en su doble dimensión eterna: FAMILIA y TEMPLO.

CONCLUSIÓN: ¿Tenemos la visión o solo un concepto de ella?
La visión produce en nosotros:
• TRANSFORMACIÓN: vivimos la visión.
• PASIÓN: ardemos por la visión.
• COMPROMISO: vivimos para la visión.
• SACRIFICIO: morimos por la visión.

Ver comentarios

Cargando